Fojas Uno es el primer sitio de noticias judiciales de La Plata - fojasuno@gmail.com - twitter.com/fojasuno /// >

Publicidad

jueves, 30 de junio de 2011

El asistente de Yerko Zlatar declaró sin memoria

Zlatar está acusado de ser el instigador y
su ex asistente declaró a su favor
Un testigo clave del crimen de la psicóloga Claudia Nelly Dozo fue llevado a declarar al juicio por la fuerza pública aunque no recordó muchos detalles y quedó al borde del falso testimonio. 


Se trata de Charles Paredes, un joven que trabajaba como asistente de Yerko Zlatar Ale, el ex marido acusado de ser el instigador del asesinato, quien declaró con una buena cantidad de "no recuerdo" ante el Tribunal Oral 2. 



Según el DIARIO HOY, el testigo intervino en tres momentos decisivos. El primero, en la madrugada previa al crimen: en la investigación había dicho que cerca de las 2.30 del 4 de diciembre de 2003, el acusado Rciardo Romano tocó el timbre en la casa de Zlatar, donde él se quedaba a cuidarlo. 


Sin embargo, recién cuando le leyeron su declaración anbterior, Paredes esbozó: “Puede ser que sea así”. Lo que había declarado entonces era que Romano llegó alcoholizado y Zlatar no lo quiso atender. Romano insistió y Zlatar lo atendió en el living, sin abrir el postigo. Dijo que discutieron en tono elevado. Zlatar le pidió que volviera al otro día a las 8. Al “otro día” fue el crimen de Dozo. Ayer, era importante que el testigo precisara el motivo de la discusión, pero no lo hizo.


El segundo momento transcurrió en la mañana previa al homicidio, aunque Paredes tampoco recordó cuando le leyeron su anterior testimonio. Había dicho que después del mediodía, fueron a buscar en el auto de Zlatar a su hijo “Yerkito” a la casa de Claudia Dozo, en 59, 23 y 24. Paredes tocó el portero, atendió Dozo, que ella estaba con un paciente y respondió “ahora va”. Entonces, salió “Yerkito” y juntos fueron a cambiar una remera al centro que le habían regalado una semana antes para el cumpleaños. 


Lo importante del segundo momento es que llegaron a lo de Dozo a las 13.50 y que en ese instante, la víctima estaba atendiendo al paciente de apellido Lezcano. Era cierto que ella les contestó por el portero. La autopsia arrojó que la muerte se produjo a las 14.30 y se sospecha que el asesino ingresó cuando salió este paciente. 


De acuerdo a lo consignado por el DIARIO HOY, hubo un tercer momento que debía detallar ayer Charly Paredes, que sería a la noche, al regresar al departamento de Dozo, cuando fue hallada asesinada. 


Paredes también dijo aquí que no recordaba nada de lo ocurrido, ni lo que había hecho a la tarde, cuando según su anterior declaración había llevado a la terapia familiar a Zlatar y a “Yerkito” y Dozo nunca llegó porque había sido asesinada. 


Ayer, Paredes sólo admitió memorizar que “Yerkito”, el hijo de la víctima, había entrado primero. Y que él y Zlatar no vieron el cuerpo: se quedaron en la entrada.


Finalmente, el testigo también desconoció haber acompañado a realizar trámites posteriores al crimen a Zlatar. Dijo que a Zlatar, después del hecho, “se lo veía sereno, tranquilo, sólo se preocupaba por el hijo”.
  

Durante el testimonio, los jueces Emir Caputo Tártara y Juan Carlos Bruni le advirtieron varias veces a Paredes que declaraba como testigo y no iba a tener ningún inconveniente. “El problema lo puede tener después, si miente”, enfatizó Bruni. 


“Es un homicidio terrible, del que no recuerda nada. ¿Tiene algún problema de memoria? ¿Cuántos homicidios como este presenció en su vida?”, insistió el juez Caputo Tártara. 
“No me acuerdo... Digo, este solo. Pero soy medio olvidadizo”, contestó Paredes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada